El presente blog que viene abajo no tiene nada que no haya en otros blogs literarios, simplemente retomo eso que le dio de comer a tantos otros escritores fracasados, hablar de las mujeres que no consiguen o de las otras, las que se fueron. Como capitán, que huye, en franca retirada de las relaciones, me permito contar secretos de diván, escabrosos relatos de cama y de hoteles para que sucumban de pavor esas otras desconocidas que supieron ser garabato de mi muñeca, bueno, no son todas las que yo hubiera querido así que voy evitar nombrarlas para que no quede en evidencia mi falla. Pero no sólo de mujeres vivimos, así que también hay otros temas y otros formatos, tenemos cortometrajes, tenemos novelas, tenemos cuentos, bueno, cuentos no, chinos tampoco, pero hay intersecciones y cartas, fotografías re contra artísticas y otras en la que sólo aparece mi cara. Bueno, el resto del blog es mejor que el prólogo, no lo prometo pero créame.

9 de octubre de 2007

Alguna desbloqueadora? anunciese aquí...

Un bloqueo abierto
en una estación que ya pasó,
en otra que no volvió
aquella vez en la que está
alejado para acercarse,
lentamente a pasos agigantados.

El mundo le ríe su ingenuidad
complotándose para que todo suceda
mientras nada se advierte,
y todo es una casualidad causada.

Aquella melodía imaginada,
sorda como la vista
cuando observa esa imagen simbólica.

El escribidor recuerda lo olvidado
pensando la mente,
sin materia gris,
escribe lo que se le ocurre,
sin imaginación
y empujando sin músculos
a su tarea de llenar
los espacios vacíos, llenos de blanco,
olvida lo recordado
casualmente causado.

Ella le susurra
con su charla muda
apareciendo desaparecida
en cada materia,
“gris, que noche gris”
luego vive un sueño
real,
parecida a una hoja irreal.

Todo es un sueño?

Ruido,
hagan mucho ruido
porque cualquier silencio lo despierta
y Ella aparecerá.

1 comentario:

Amaranta Pesatti dijo...

Ya lo dijo Shakespeare, estamos hechos de la madera de los sueños...

Donde andás?