El presente blog que viene abajo no tiene nada que no haya en otros blogs literarios, simplemente retomo eso que le dio de comer a tantos otros escritores fracasados, hablar de las mujeres que no consiguen o de las otras, las que se fueron. Como capitán, que huye, en franca retirada de las relaciones, me permito contar secretos de diván, escabrosos relatos de cama y de hoteles para que sucumban de pavor esas otras desconocidas que supieron ser garabato de mi muñeca, bueno, no son todas las que yo hubiera querido así que voy evitar nombrarlas para que no quede en evidencia mi falla. Pero no sólo de mujeres vivimos, así que también hay otros temas y otros formatos, tenemos cortometrajes, tenemos novelas, tenemos cuentos, bueno, cuentos no, chinos tampoco, pero hay intersecciones y cartas, fotografías re contra artísticas y otras en la que sólo aparece mi cara. Bueno, el resto del blog es mejor que el prólogo, no lo prometo pero créame.

6 de octubre de 2010

arena en la plaza


ELLA, nunca duerme,

onírica

cuando despierto

en cada rapto,

susurra

aullando, a los gritos,

orgullosa

la ironía, su enojo a carcajadas.

ELLA, su contraste

en el sepia del amar,

la arena en la plaza

y su playa en la otra cuadra,

adoquinada,

cíclica, pura,

constante y turbia.

Tétrico navegar,

por sus lágrimas

la sal como un fuego

que acaricia

en profana tentación.

Las noches

toman los días por sorpresa,

lo azotan

para despertar mártir,

cegado de palabras

que no logran ceder

e ideas

que no pueden recordarse.

Un pincel, una pluma,

caricia herida,

rasgada cicatriz,

alegre duelo,

lienzo asfáltico.

Todo. ELLA.

3 comentarios:

Moustro! dijo...

A los moustros nos gustan tus poemas. Te bancamos! Y si nos hacés acordar te recomendaremos (somos muy colgados) jajajajajajajaja

voshu dijo...

Ella como tantas ellas, como tan pocas. Me gustó.

Voshur

Carlos Aguado dijo...

Como tan pocas le sienta mejor, aunque, claro, son muchas.

Donde andás?