El presente blog que viene abajo no tiene nada que no haya en otros blogs literarios, simplemente retomo eso que le dio de comer a tantos otros escritores fracasados, hablar de las mujeres que no consiguen o de las otras, las que se fueron. Como capitán, que huye, en franca retirada de las relaciones, me permito contar secretos de diván, escabrosos relatos de cama y de hoteles para que sucumban de pavor esas otras desconocidas que supieron ser garabato de mi muñeca, bueno, no son todas las que yo hubiera querido así que voy evitar nombrarlas para que no quede en evidencia mi falla. Pero no sólo de mujeres vivimos, así que también hay otros temas y otros formatos, tenemos cortometrajes, tenemos novelas, tenemos cuentos, bueno, cuentos no, chinos tampoco, pero hay intersecciones y cartas, fotografías re contra artísticas y otras en la que sólo aparece mi cara. Bueno, el resto del blog es mejor que el prólogo, no lo prometo pero créame.

16 de enero de 2007

Intersección Primera




La novela ya está por llegar, ya casi se puede empezar a jugar...



"Incoherencia"
Intersección Primera


Situémonos en un punto cualquiera, puede ser en tu mundo físico, puede ser en tu continente, en tu país, digamos que es tu ciudad, tu barrio, tu calle, tu casa. Entonces podemos decir que sos vulnerable, que cualquier ser vivo te puede alcanzar, estas a disposición de cualquiera, no importa tu condición social. Puede suceder en cualquier momento, en cualquier lugar, en el auto, en el trabajo, en el parque y hasta en tu iglesia. Asentís con la cabeza, y ves que el mundo ya no es igual, cualquier fulano de acá a la vuelta o del otro lado del mundo te puede joder la existencia, y sacarle un poco mas de sentido a tu vida.
Ahora estarás pensando que tu mundo, el que solo vos ves, es lo único que te queda. Claro quien seria capaz de meterse en tu cabecita, pero no es así, cientos de personas lo sufren todos los días. No me creés? mirá, una persona socialmente castigada que es discriminada en todo sentido, que sé yo, no dándole trabajo, obligarlo a mendigar para que encima después le digan: “Vago, anda a laburar y deja de mendigar, estos tipos si que la pasan bien se tiran unas horas en la calle todo sucio, con un mocoso igual o peor que él en mugre, se levantan y ya tienen para comer y yo soy un imbécil que me rompo trabajando y no llego a saldar las cuentas, mañana vengo y me tiro en la vereda, ya vas a ver.” Y esta es una pero hay miles de formas de hacerlo, socialmente, racialmente. A quien no le causa repulsión ver uno de estos tipos de villa miseria, si lo ves y pensas que ese fue el que te robo el stereo que tanto te costó. A no, vos decís que el racismo no existe y que nunca te incomodó ver a alguien que se pasó de oscurito, si hasta le hicieron una canción a los negros de mierda.
Vamos che ¿si esto no es asaltar la cabeza de la gente que es?. ¿Cómo?. Haaaa, que estos son todos pobres. Para los que tienen plata siempre va a estar algún psicólogo amigo, o les sale algún hijo falopero y maricón. Ahí esta todavía no dije nada de estos, ¿no son discriminados también? Ves a uno y enseguida decís que es un degenerado, un asqueroso que seguro se debe prostituir y encima andan por los mismos lugares que vos, justo el día que te olvidaste los guantes, a ver si te contagian algo todavía, justo hoy.
O sea, creo que sobran motivos como para decir que el mundo no es, ni va a ser seguro, el primer tipo que te pida cigarrillo o te pida la hora, te puede matar. Así que si te piden un cigarrillo dale el atado... y también el encendedor y si te pide la hora regalále el reloj.
Estas perdido y lo sabés, pero estas perdido siempre y cuando el desquiciado no sea uno de nosotros, en ese caso somos los que mandamos.
Disculpáme, ¿tenés fuego?...

2 comentarios:

Emmanuel Frezzotti dijo...

No somos más que vagabundos en un mundo de intersecciones. No hay duda. Me he cruzado con varios fulanos, por no decir cientos, en mi vida. Algunos venían de la vuelta de la esquina, es cierto; otros de lugares que prefirieron olvidar. Pero pocos, por no decir un par, vinieron con el lenguaje de las letras. Y esas son las intersecciones que valen.

Ah, por cierto: No, no fumo. Pero si querés te doy mi billetera (y algunas letras).

JOSELYN dijo...

Ando un poco enrredada, me fijo por las etiquetas y ahi estoy entendiendo su blog cuídate chau.....uuu

Donde andás?